Traductor

17 d’abril de 2009

HEMC esta vez va de hojaldre (Pastel otoñal de carne)

Bueno esta vez la anfitriona del HEMC es nuestra amiga Gemma así que Angels me ha dicho que teníamos que participar,

hemc 32 - hojaldre


¡Faltaría más!, y para poner nuestro granito de arena he preparado un "pastel otoñal de carne".
Lo del otoñal lo puse por que en el relleno pongo setas, y aunque el otoño ya empieza a caer lejos, hoy en día tenemos la ventaja que para hacerlo en cualquier época están las congeladas.


Ingredientes:

En este caso tenia una mezcla de trozos de ceps, girgolas minis, y de alguna otra clase (aproximadamente 250 gr.)

Logicamente la pasta de hojaldre, y continuamos con el congelador...

Yo siempre tengo alguna placa de hojaldre extendida (es mucho mas comoda y rapida para preparar cualquier cosa)


Un huevo mezclado, sin batirlo que no haga espuma, para pintar el pastel una vez preparado, y la pimienta, para darle un toquecillo de alegria.


Y claro está, la carne picada, mezcla de ternera y butifarra a partes iguales es la que queda mejor, (unos 400 gr. era un pastel para 3 personas), ahi cada uno hace las raciones como crea conveniente.

Y como ya os habreis fijado en la mezcla, que esta ya medio hecha, un toque de pimientos del piquillo troceados (dos o tres al gusto de cada uno).

Y este no se ve, pero si nos lo dejamos se nota, media copita de coñac, no ha de quedar liquido que mojaria el hojaldre.

Preparamos el hojaldre estirandolo para que no quede una plancha excesivamente gruesa, y lo rellenamos cerrandolo en la forma que creais mas conveniente segun la presentación final que querais dar al plato: en raciones cerradas para presentar como individuales o abiertas; yo en este caso las hice para presentarlas abiertas, es decir un trozo en cada plato para que se viera el contenido.

Se pinta con el huevo...

Para acabar la decoración estiramos mas un trocillo de pasta y recortamos unas hojas u otro motivo que queráis, y lo pegamos encima del pastel, pintandolos con el huevo para que al hornear nos tome un color dorado brillante.

Es recomendable abrir unos pequeños agujeros para permitir que evaporen los liquidos del relleno sin que nos reviente el pastel


Y una vez preparado pasamos al horneado, el tiempo dependera del horno de cada uno, pero hay que procurar que no se queme la pasta pero al mismo tiempo que no quede cruda por debajo, lo emplaté acompañado de unos blinis de pasta de pimiento de piquillo y unos toques de compota de manzana

Como podeis ver es un plato facil de hacer, rápido y sin complicaciones, pero que siempre queda muy agradecido.

Que os aproveche